Las familias del alma se posicionan

Por El Barquero (Le Passeur).

Para muchos de los que se han despertado en estos últimos años o estos últimos meses y han emprendido un trabajo sincero de curación de su ego, dos de las leyes naturales de armonía, la sincronicidad y la abundancia, se aplican con una aceleración constante que dio un salto adelante estas últimas semanas. Ésos habrán observado hasta qué punto los deseos formulados en sí encuentran una respuesta cada vez más rápida y hasta qué punto las sincronicidades se multiplican, particularmente en cuanto a los encuentros hechos y las informaciones que les llegan. Las familias de almas se completan cada día un poco más, en la sencillez de reencuentros alegres, sin necesidad de hacer exageraciones ni establecer comunidades. Los tiempos han cambiado, lo que importa, es que la conexión se haga de nuevo sobre el plan terrestre entre las almas, que el lazo físico en la encarnación hubiera sido restablecido.

Es una verdadera red energética que se crea entre los seres, que cada uno tiene su lugar geográfico en alguna parte. Esta unión es importante. Tenga a menudo en el corazón y en sus pensamientos aquellos a los que ve de nuevo como si siempre los hubiera conocido, porque son ellos a quienes cruzó después de tantas vidas. Esto mantiene en conciencia una red sobre los planos más sutiles, que tiene su importancia en el argumento que se representa.

Es importante estar muy atento a las señales que nos rodean y contribuyen a informarnos personalmente. Los diferentes planos se acercan, significando que las dimensiones van cada vez más a interpenetrarse, creando a nuestro alrededor aperturas, la mayoría de las veces discretas, tanto que son acceso a niveles de informaciones inhabituales. Esta discreción implica una atención particular, pero cualquiera que es atento no puede faltar estas aperturas, mismo si se revelan a veces muy fugaces. En el curso de los meses, hay mucho para apostar que el acceso a esos planos se estabilizará y será mucho más evidente para muchos. Estas aperturas son la expresión de la multidimensionalidad de la que a menudo hablamos y llegará un momento en el cual realizaremos con asombro qué papeles (en plural) representamos paralelamente sobre algunos de estos planos.

Es evidentemente una percepción que va a chocar a los que no tienen la menor idea de lo que esto significa y no son familiarizados con esto ni siquiera la idea de la existencia de estos otros niveles de realidad. La experiencia podrá ser traumatizante para ellos y ocasionar numerosos aumentos de “cruces de cables” o “volverse loco”. Tranquilizar será la palabra clave y el ejemplo de alguien sereno en esta nueva percepción de la realidad será un bálsamo para los seres desamparados.

Estas aperturas dan un color que prefigura la naturaleza del mundo diversificado que será el nuestro muy pronto. Vivir fuera de la cuarentena que nos fue impuesta significa no sólo codearse de nuevo colectivamente -y tampoco de manera excepcional- con seres y planos que no sólo se armonizarán entre ellos, sino que necesitarán para ello que el hombre vuelva a aprender el pleno sentido de sus responsabilidades de ser viviente emitiendo sin interrupción energías, entre otros en forma de pensamientos y de emociones, que impactan a diferentes niveles las otras formas de vida de todos los planos que nos son vinculados. Es la inconsciencia de esto que impuso hasta ahora la puesta en cuarentena de nuestro mundo.

De la inconsciencia del cachorro loco que derriba todo sobre su paso, vamos a pasar a la conciencia extensa de nuestro entorno gracias a una percepción aumentada de éste y a la adquisición de las leyes fundamentales que rigen la vida en el universo. Muy naturalmente nos someteremos porque los sabremos profundamente justas y cariñosas. Será el principio de una sabiduría que nos hizo falta durante mucho tiempo.

Mientras tanto, la ola que llega debe deshacer un mundo para que nazca uno nuevo, no puede ser de otro modo. Así como lo dije en un artículo anterior, nada se edificará sobre las cenizas del antiguo mundo. En las estructuras, lo que habrá sido borrado lo será porque no puede adaptarse a lo que viene, lo que no habrá sido borrado tendrá la capacidad de adaptarse y de evolucionar. Lo mismo, para los seres humanos, aquellos cuya vibración no pueda adaptarse, se irán. Para ser claro, estas salidas corresponderán al deseo de las almas de reencarnarse en condiciones más o menos similares a las de la Tierra, que habrán dejado con el fin de perfeccionar su experiencia, algunas en mundos de dualidad, otras en mundos unificados pero con vibración más baja que la de la nueva Tierra. De todas maneras, tarde o temprano, cada uno evoluciona volviendo a subir hacia la Fuente tal como un salmón en el torrente. Es el gran Misterio de la vida, pueda él permanecer.

No imagine que sobre siete mil millones de seres humanos no haya quien haya tomado otras elecciones que usted. Es lógico y esto no ayudará pues a nadie, de añadir “leña” a la situación cuando estaremos para constatar olas importantes de salida. Cuando las elecciones han sido hechas a nivel del alma de los destinos a seguir durante la transición, han sido tomadas por cada uno con arreglo a lo que es mejor en cuanto a su evolución personal. Es lo que no debemos perder de vista. Si hay lágrimas, que sean alumbradas por la conciencia de todo esto y de la certeza que hay para los que tienen afinidades, de volver a verse muy pronto, de otra manera y con otro nivel de conciencia.

Gaïa por su parte, nunca más será lo que fue durante esta larga edad de tinieblas que vivió a nuestro lado, al que la cosmogonía hindú nombra Kali Yuga. El advenimiento de una Edad de Oro es un considerable acontecimiento y no nos es todavía posible tomar su justa medida. A lo sumo, en instantes de percepción privilegiada, hay en el fondo de nosotros un perfume discreto de una antigua memoria que sutilmente nos recuerda que ya conocimos estos tiempos de felicidad. Este perfume lejano tiene, sin embargo, el poder de apaciguar poderosamente nuestros corazones. Imagine un poco lo que será la plena conciencia recobrada en este El Dorado.…

Los tiempos venideros serán fuente de electrochoques en la inconsciente humanidad. Sobre todo no se vuelque en la idea difundida por las religiones de un castigo cualquiera. Lo que venga de improvisto será el fruto de la ley de resonancia y nada más. A la hora de la puesta a cero de los relojes, las energías emitidas por el conjunto de la humanidad vuelven tal como un bumerang a la humanidad. En el seno del colectivo, lo que cada uno es hoy determinará la fuerza y la calidad de energía que recibirá. Así como se ha dicho y repetido repetidas veces, cada uno irá hacia donde le lleve su vibración y así todo será justo. Estos choques no engendrarán sólo el miedo, tendrán sobre todo la capacidad de activar una toma de conciencia. Y es lo que harán para numerosos indecisos. Cosas muy bellas se dibujan en el horizonte de este corto período donde todo vacilará. Separe los brazos con ligereza y encuentre su equilibrio natural sin temor a caer. Sabe lo que se va, sabe lo que viene y sabe que usted es del principio al fin.

Fraternalmente,

© El Barquero – 7 de Septiembre del 2011 – Traducido por Elia.

Versión original en francés

http://www.urantia-gaia.info La copia de este articulo es autorizada con la unica condicion de no juntarlo a una obra comercial, de respetar la integridad del texto y de citar la fuente.

A propos Le Passeur

Nomade sur le chemin...
Ce contenu a été publié dans 01- Mes articles, 04- En español, 06- Tous les articles, avec comme mot(s)-clé(s) , , , , , , . Vous pouvez le mettre en favoris avec ce permalien.

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *