La vía real de la impecabilidad

Odilon Redon - Conversation MystiquePor el Barquero (Le Passeur).

Usted es el centro de un eje cósmico-telúrico  que le penetra e impregna en permanencia. Emisor y receptor al mismo tiempo, usted transmuta la energía que se infiltra, y que a su vez transmuta el cuerpo matérico y los cuerpos sutiles.  Cuando usted se centra en sí mismo, se está alineando concientemente  con el eje e instantáneamente recrea en sí mismo los requisitos para la armonía,  y  con ello, se reestablecen sus poderes.   Por lo tanto , dependiendo de la salud de sus cuerpos,  usted contendrá todo el potencial. Poca gente tiene conciencia de esto, y entre los que están al corriente , la mayoría, por no decir todos, se auto-limitan en la utilización  de este potencial por sus solas creencias.

Ha llegado el momento en el que vemos las creencias restrictivas agrietarse,  lo que nos invita a una breve experiencia en un terreno de juego en el cual habrá que aprender rápidamente a discernir lo que es justo, en el seno de dimensiones entremezcladas. No sé si la apertura será  gradual,  como lo ha sido hasta ahora, o si será más violenta, pero lo que sí sabemos es que el reloj cósmico continua funcionando y desde la reorientación , nos acercamos a diferentes realidades donde cada uno y cada cual vivirá la suya. Es importante pues , que permanezcamos centrados en lo primordial.

La multiplicidad de información en la que estamos inmersos, junto a  los subsiguientes cuestionamientos y  contradicciones,  puede extraviar al indeciso. En primer lugar, la búsqueda exterior para reconectar las memorias es una etapa, pero persistir en esta dirección conduce a la indecisión. Y ¿cómo puede  el indeciso encontrar su camino en ese caos informativo y de desinformación que crece ruidosamente entorno a nosotros? Toda elección  nos enseña algo,  y por lo tanto,  un camino no es malo  en sí mismo, pero  ¿por qué habríamos que buscar la luz en la oscuridad? …. ésta llena el espacio por entero puesto que  vive en nosotros. Si no la percibimos, es solo porque no está ahí donde a nuestro Yo le gustaría que estuviera, pero ahí donde nuestra alma anhela, ahí donde algo debemos  comprender antes de volver a encontrar la luz.

Oscilando entre luz y oscuridad, esta tierra de nadie,  es nuestra tierra de aprendizaje y de experimentación, y denlo por sentado, que no estamos aquí porque sí, lo elegimos para evolucionar y  ayudar a la evolución de todos. En todo momento, las dificultades que sobrepasamos  en la aparente soledad de nuestro esfuerzo, las ofrecemos, en realidad, como un crédito a la humanidad. Nada de lo que vivimos, nada de los momentos duros vividos anteriormente en los  muros inventados por  una justicia ilusoria , y rebasados para elevarnos hacia la luz de la superficie, nada ha sido ni un solo instante inútil o perdido para el colectivo humano. Todo ha sido escrupulosamente observado por los diferentes aspectos de nuestro ser multidimensional y por los que nos acompañan con benevolencia en esta aventura. Inclusive aquéllos que, menos benévolos, han contribuido a la experiencia con el papel ingrato en el que han actuado, a niveles superiores de su ser han visto y aprendido  algo esencial a su propia evolución. Nada, absolutamente nada, ha sido en vano.

Para algunos de ustedes que están leyendo esta líneas, que hayan pasado, o estén a punto de pasar a un cierto grado del despertar, éste ofrece nuevas dificultades que es necesario explicar. Como ya se ha dicho en precedentes artículos, en un momento dado las percepciones se abren, la más corriente es la percepción telepática, que no produce mucha confusión , así como las percepciones de clarividencia y clariaudiencia mucho más trastornadoras para aquéllos que lo viven por vez primera. Existen diferentes maneras de reaccionar a esto, o rechazarlo, o aceptarlo todo.

Observamos  una diversidad de actitudes más o menos inspiradas, desde aquél que no sabe lo que le  ocurre y piensa erróneamente que se está volviendo loco, hasta  aquél otro que absorber todo, sin el  más mínimo discernimiento, integrándolo  como  su nueva verdad. La inspiración es justamente la palabra clave en esta historia. ¿quién nos inspira lo que recibimos y cómo saberlo? Cada cual habrá podido observar la abundancia de canalizaciones ( channeling) en todo el  mundo. Los seres canalizados tienen nombres cada vez más prestigiosos y un lenguaje cada vez más enfático. Pocos provienen de planos de luz y gran cantidad de (channels), “canales”,  son juguetes en manos de seres que pueblan los planos intermedios. Olvidemos las imposturas conscientes – aquellas de los estafadores de la Nueva Era que explotan el filón – e interesémonos a las inconscientes , las más numerosas.

Estamos típicamente en el caso de una apertura de percepciones que no aplica, o  no lo suficiente, ni el discernimiento ni la vigilancia. Algunos reciben la información por ese canal desde la infancia o la adolescencia, edad donde el plantearse el “quién soy yo” no está a  la orden del día, y por consiguiente, se  ha permitido que se instale una comunicación hasta la edad adulta con la cual están tan acostumbrados que no  han podido aplicar la vigilancia indispensable. A veces, otros han experimentado cómo su percepción se abrió violentamente en el momento del despertar, y sencillamente  creyeron que ya habían llegado. Cuando se piensa estar comunicando directamente con Santa Fulanita o con el Maestro Menganito, el ego se apropia rápidamente del regalo ¡y lo envuelve con usted dentro! La  pregunta  es justamente: ¿dónde se sitúa  la vigilancia?, ¿dónde el discernimiento? Siempre al acecho, al ego le es fácil  colaborar con el artificio espiritual reforzado por la inquietante novedad que se apodera de usted sin dejarle un respiro. Tras la presión  realizada, el engaño se arraiga y requerirá una buena dosis de luz personal para superar la trampa y salirse de ella. Como ya he comentado en “El pequeño breviario del ego” esta faceta del Yo es la que construye las prisiones más sólidas.  Y es que,  la humildad escasea en aquél que cayó  en la trampa .

HumilitéLa humildad , es tener una visión de sí por encima del compromiso permanente del ser en movimiento en los meandros de su encarnación. Es la comprensión nacida de la visión superior del Espíritu sobre la materia. Éste percibe la sombra sobre la Tierra que de él se perfila desde el  Cielo,  es consciente de la  ilusión efímera en la que está inmerso cuando, desde el  suelo, simplemente se conforma con observarla. Sin humildad, el ser se agota combatiendo para  ver con satisfacción  como su sombra  se alarga en el suelo. Su mundo  está limitado al poder que ejercerá entre los muros de su torre de marfil personal. No podrá continuar el combate en la humildad ya que proyecta  su misma sombra, que  sabe que  no le pertenece. Es la fracción de una obra mayor en la cual encuentra la alegría  de aportar  todo su amor, cualquiera que sea el  trabajo que se le atribuya. A imagen y  semejanza de la que fue  Santa Teresita del Niño Jesús, expresa la alegría de dar en lo pequeño ,  allí donde otros, en su visión del ego, no ven sino sufrimiento y humillación. El Ser es grande más allá del teatro del mundo.

La humildad , es el indicio más flagrante  de que el ego está en su sitio. Es la clave, el medio más seguro, de saber que estamos en lo justo cuando se abre nuestra percepción y  empezamos a “recibir” información por otros canales diferentes a los habituales. En este caso, muchos de los “despiertos” se lanzan alegremente al ruedo aun cuando no hayan terminado la sanación de los trastornos del prehumano que hasta ahora han sido. A menudo, ni siquiera se lo han planteado. Por consiguiente, el ego está a sus anchas engalanándose con las vestiduras de lo “espiritual” . Es tan fácil alimentarse del ilusorio privilegio de ser el elegido cuando solo somos un juguete en manos de una mala conexión.

El aumento de percepciones no es sino la consecuencia de una apertura más grande del campo  unificado de conciencia en el que todos bañamos permanentemente. Las circunstancias actuales – empezando por el  índice vibratorio de nuestra frecuencia y el de la Tierra – permitirán  ahora esta apertura gradual. Llevamos en nosotros la capacidad innata de responder a estas nuevas circunstancias, es por lo que, para cada cual,  la percepción se ampliará a la telepatía, a la visión del aura y de dimensiones hasta ahora invisibles a la gran mayoría. Todo ello representa une fuente de información consecuente que se tendrá que integrar serenamente.

Hasta ahora, estas aperturas eran más bien raras, no les concernían a todos, y aquellos y aquéllas que hubieran beneficiado igualmente podrían haberse convertido en juguetes a su servicio. Primero,  porque globalmente el índice vibratorio era más bajo y que las incursiones dentro de dimensiones de vibración más elevada finalmente estaban bastante cercanas a nuestro plano. Es a esto que se le llama el bajo astral , el terreno de juego  favorito de entidades poco evolucionadas que se han burlado de generaciones de médiums  , y que continúan haciéndolo con un gran número de aquéllos que han cambiado el nombre de médium por el de  channels. Y aunque el índice vibratorio global se eleva y que estas conexiones erráticas se rarificarán, no se imaginen que lo que haya en otro sitio sea muy diferente de lo que encontramos aquí. En otros planos existen también seres bromistas, seres manipuladores y otros seres que son francamente malévolos. Cuando se sintonizan frecuencias de realidades diferentes a la nuestra, accedemos una vez más a lo que está en relación con lo que emitimos. Debemos prepararnos a ser intocables.

Raramente, algunos “canales “ son justos, aquellos que hicieron un trabajo sincero de sanación, y que luego , se esforzaron en permanecer centrados. Pero entre el número de los que actualmente canalizan a diestro y siniestro, ¿Cuántos han considerado que tenían también que sanarse antes de pretender sanar a alguien? , ¿cuántos han aceptado humildemente  considerase como uno más y no por encima ? Los mensajes que estos transmiten o las terapias que creen ejercer, se integrará con la conciencia de que son forzosamente inspirados en planos poco luminosos. Lo que no quiere decir que no transmitan también verdades  y verdaderas enseñanzas , pero se entremezclan a veces sutilmente, y a veces groseramente, elementos que alejan al investigador de su camino de liberación y lo atrae hacia una autoridad que tienen que seguir.

El asunto es complejo, ya que no hay separación entre la sombra y la luz . En el plano de  nuestra vida, los dos aspectos conviven juntos y tienden a unificarse hacia algo muy nuevo en el universo. Lo que hace que seres cuyo traje sea oscuro , son a veces  el camino tomado por la luz. Sé que estos conceptos de sombra y luz pueden parecer maniqueos pero es difícil ser más justos y precisos si  utilizáramos  otros términos que se revelarían restrictivos.

Photo de Michel CorbozCuando uno quiere evolucionar y no complacerse en el estado al que hemos podido llegar, lo importante es cuestionarse regularmente e interrogarse sobre la justeza de lo que somos, de saber mirar con gran honestidad y siempre con un poco de humor lo que no es irreprochable, lo que está confuso  y lo que esto refleja. Ya que son por estas vías que se infiltra todo lo que  directamente nos retrasa y desvía de nuestra ascensión. Es lo que ocurre a los channels que canalizan planos  realmente poco luminosos pero que están sinceramente convencidos de lo contrario.  Aquellos que no hayan hecho el trabajo previo de sanación , carecen de una actitud vigilante e íntegra para examinarse,  y a los que beben sus palabras les falta discernimiento. Todo está en su sitio entre distribuidores y destinatarios, como siempre, hasta en los ojos del poder y de la sumisión. Ahí está la vía de los que han comprendido que hay en ellos algo que sanar, mas no es la misma del investigador sincero en pos de justicia y verdad.

El discernimiento  es una expresión de la sabiduría. La sabiduría es, ante todo,  el conocimiento del corazón.  Así, el discernimiento  parece difícil de ejercer para aquél que permanece en la opacidad de sus límites egocéntricos – o dicho de otro modo – aquél que no ve todavía lo suficientemente claro porque no ha empezado, o no ha ido  lo bastante lejos, en el distanciamiento del ego. Pero discernir se convierte en algo fácil cuando la humildad está al mando, indicio de que el ego vuelve a ser la herramienta indispensable  que era, y no el tirano al que nos hemos identificado en el sufrimiento. Es en la humildad, que la visión del ser se amplia y éste  se sentirá incomprendido de  aquellos que ven todavía a través de un ojo velado por la ilusión.

El humilde , porque ha sabido ver claro en él, ha reanudado naturalmente con su esencia y ve claro en los demás. Su discernimiento es agudo , su vigilancia es serena, su palabra es justa y afectuosa, la visión de las vicisitudes y tribulaciones de la humanidad es  siempre complaciente ya que conoce sus razones. Muchos son los caminos que llevan al Conocimiento, pero finalmente, sólo es necesario franquear el umbral de la humildad para adquirir la Maestría. Este es  la puerta abierta de la impecabilidad. Al humilde que cultive la intención de encarnar la impecabilidad  se le dará mucho para ayudarle en esta vía. Sean humildes y estén presentes, pidan  ayuda a los seres de luz que les acompañan, la recibirán sin tardar. En esta calidad del Ser, presentirán siempre lo que es justo y lo que proviene de la ilusión . Ahí está el discernimiento , ahí se apaga la indecisión, Ya que es en la humildad que nace la impecabilidad.

Fraternalmente,

© El Barquero – 16 de febrero 2012 – Traducido por Mª José

Versión original en francés

http://www.urantia-gaia.info La copia de este articulo es autorizada con la unica condicion de no adjuntarlo a una obra comercial, de respetar la integridad del texto y de citar la fuente.

A propos Le Passeur

Nomade sur le chemin...
Ce contenu a été publié dans 01- Mes articles, 04- En español, avec comme mot(s)-clé(s) , , , , , , . Vous pouvez le mettre en favoris avec ce permalien.

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *